NATACIÓN RECREATIVA: ¿cuál es tu estilo?

Forma Física Y Bienestar
Escrito por: Arena at 22 diciembre '15 0
You are reading: NATACIÓN RECREATIVA: ¿cuál es tu estilo?

Nadar es como respirar… esencial y vital. Significa amar el agua, volverse uno con ella, escuchar el sonido de nuestros cuerpos inmersos en el agua y dejarse querer por ella.

¿CUÁNDO? – Muchos son aquellos que van a la piscina al amanecer listos para nadar por la mañana para cargar sus baterías y empezar correctamente el día. Muchos otros, después de un larga y agitada jornada, solo desean sumergirse para liberar la tensión; e incluso los hay que van a nadar durante la pausa del almuerzo. Pero el objetivo no cambia: relajarse, practicar deporte, mejorar físicamente, sentirse bien y liberar la mente.

NADADOR RECREATIVO – Todas las piscinas tienen sus propios nadadores recreativos, regulares y metódicos, entusiastas incansables, con sus rituales y gestos que mantienen durante años. Algunos llegan a la piscina con su conjunto completo de natación: aletas, tabla, gafas. Nadan kilómetros con la aspiración de mejorar su técnica, piden consejo sobre ejercicios que pueden hacer, el número de vueltas y permanecen en la calle azul durante horas. Otros prefieren una natación más relajada con el fin de sentirse bien, con energía y disfrutar del agua y sus beneficios. Esta es una hora o más dedicada a ti mismo cuando desconectas de la rutina diaria y te sumerges en un mundo en el que solo tú eres el protagonista. Si no te gusta estar solo, no hay problema, puedes traerte un compañero/a con el que hacer ejercicios o puedes inscribirte a las clases en grupo.

En cualquier caso, no te preocupes, como regla, las calles están divididas en ritmos lentos/rápidos por lo que puedes elegir la más adecuada para ti.

NADAR es PERFECTO porque es VARIADO – Muchos nos preguntan si no es monótono ir y volver siguiendo la línea del fondo de la piscina. Aunque solo hay 4 estilos, puedes realizar varios ejercicios para mejorar la técnica y sensibilidad, como ejercicios para los muslos superiores e inferiores, natación mezclando estilos y cambios de ritmo y velocidad. Por tanto, puedes encontrar nuevos estímulos y asegurarte de que los ejercicios no son repetitivos. Además, el rendimiento de los músculos y el uso de la energía varía considerablemente con los diferentes estilos: puedes empezar con crawl, para aumentar el ritmo con braza y mariposa pasando por algunas vueltas a espalda. Por tanto, el consejo es definitivamente variar: con imaginación e ingenuidad puedes crear ejercicios dinámicos y divertidos.

Dinos, ¿cuál es tu estilo?

Carmela Convertini

—————

¡Inspírate con nuestra colección!

YOU MIGHT ALSO BE INTERESTED IN...